INFOANPRESS
Lunes 18 de Noviembre de 2019
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Cristina cumplió dichos de A. Fernández: en 10 minutos vetó ley del 82 móvil
El Poder Ejecutivo dio a conocer anoche el texto del decreto número 1482, por el cual la presidenta Cristina Fernández de Kirchner vetó en forma total la ley que otorga el 82 por ciento móvil del salario mínimo a los haberes jubilatorios.

Noticia
En los considerandos del decreto presidencial se señala, entre otros aspectos, que la ley vetada viola las normas establecidas por la ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público, y que su promulgación "implicaría prácticamente la quiebra no sólo del sistema previsional argentino sino del propio Estado".

Expresa que la sanción de la ley que establece el 82 por ciento, número 26.649, "al parecer se trata de una maniobra o ardid para obligar al veto de la norma, especulando sacar de allí algún mezquino rédito político, pues pareciera que sólo se puede avanzar en tal idea descontando que otro, con responsabilidad en el gobierno de la cosa pública, pare tanto dislate".

"Esa parece ser la conclusión", agrega, si "se compara con la historia de muchos de los que contribuyeron a una circunstancial mayoría en esa sanción", y que tienen los antecedentes de haber efectuado "la declaración de emergencia previsional y el descuento del 13 por ciento a los jubilados incluidos".

Remarca que "desde la oposición buscan impedir que continúe la mejora constante, la recuperación de derechos, la reparación de daños sufridos, en un marco de racionalidad, sustentabilidad y gradualidad que implica la mejora de todos, especialmente de los que menos tienen, en la medida que el crecimiento del país lo hace posible y, sobre todo, sustentable".

El decreto tiene extensos considerandos, desarrollados en 21 carillas, en las cuales se hace un detallado relato histórico desde la instauración del 82 por ciento móvil en 1958, al que define como "un pasado construido por erráticas decisiones macroeconómicas que hicieron colapsar varias veces el sistema previsional".

Además se incluyen cuadros sinópticos que ilustran sobre la evolución de los haberes, el gasto público ejecutado en relación a las prestaciones previsionales, y un resumen de los resultados de las proyecciones 2009-2050 del Nuevo Sistema Previsional (SIPA).

Al referirse a que la ley vetada viola las normas de la ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público, se puntualiza que en ellas se establece que "toda ley que autorice gastos no previstos en el presupuesto general deberá especificar las fuentes de los recursos a utilizar para su financiamiento".

En ese marco, las condiciones de la ley 26.649 "buscan exigirle" al Estado que "con sus mismas actuales fuentes de financiamiento, mayores prestaciones que llevarían sin más a prontos futuros incumplimientos, frustrando el cumplimiento de las finalidades propias de la previsión social, constituyendo una estafa a los jubilados", se indica.

Manifiesta que "este gobierno estima que una decisión de la envergadura como la que se pretende imponer, con tal incidencia económica y financiera, sólo debería tomarse adoptando todos los recaudos necesarios para que no se convierta a corto plazo en una trampa para millones de jubilados y por supuesto para toda la sociedad, y no proponerlo en forma demagógica y nefasta, intentado engañar a todos los argentinos".

Recuerda que "el variopinto arco que hoy apoya la tan criticable sanción se opuso a pie juntillas" al traspaso de los fondos de las AFJP al Estado, una medida que "permitió un innegable fortalecimiento del sistema, que otorga sustentabilidad en el tiempo y permite ir paulatinamente mejorando la situación de los beneficiarios del sistema".

Tras destacar que el gobierno nacional llevó adelante "un plan de inclusión jubilatoria" que posibilitó subir la cobertura de los adultos mayores de un 52 por ciento a un 90 por ciento en la actualidad, indica que con la sanción de la ley de Movilidad Jubilatoria el haber previsional mínimo subió desde el 2003 a la fecha un 598 por ciento.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter